El Nuevo Aceite en Vasija Vieja

Respecto al clamor de liberación de Pablo en Romanos 7:24, Charles Spurgeon dijo:
“Era la costumbre de los antiguos tiranos, cuando deseaban imponer a los hombres los castigos más terribles, atarles un cadáver, colocándolos uno detrás del otro; y allí estaba el hombre vivo, con un cadáver atado estrechamente a él, maloliente, podrido, corrompido, y esto debía arrastrarlo con él dondequiera que iba.